Vaticano, 20 jul. 20 / 03:20 pm (ACI).- El Papa Francisco se reunió en la mañana del 20 de julio con niños y jóvenes participando en el curso de verano que se está llevando a cabo en el Vaticano.

El Encuentro del Santo Padre duró una hora, de 9:00 a.m. a 10:00 a.m., según la sala de prensa de la Santa Sede.

El Papa Francisco visitó a los niños mientras desayunaban en el salón de la Sala Pablo VI y «después de pasar las mesas, el Papa visitó los espacios de juego colocados en la Sala y permaneció por un tiempo con los participantes».

Entonces el Santo Padre se sentó y habló con los niños animándolos a hacer nuevos amigos: «Las personas que sólo saben divertirse solas son egoístas, para divertirse es necesario estar juntos, con amigos», dijo el Papa, según la nota del Vaticano.

Antes de regresar a casa Santa Marta, el Papa Francisco saludó a los animadores individualmente y les agradeció su trabajo.

El Gobierno Vaticano organizó este curso de verano para los hijos de funcionarios del Vaticano, una iniciativa alentada por la comunidad salesiana del Vaticano.

Debido a las medidas sanitarias para evitar el contagio del coronavirus, el curso de verano fue capaz de acomodar un máximo de 100 participantes divididos en tres grupos de edad diferentes: 5 a 7 años; de 8 a 10 y de 11 a 14.

El curso de verano («Estate Ragazzi») tiene el tema «Felicidad y bienaventuranzas». Comenzó el 6 de julio y finalizará el viernes 31 de este mes.

El programa de actividades consiste en tiempo fraterno, juegos, deportes y momentos de oración.

El director de la comunidad salesiana del Vaticano y capellán de la Gendarmería y los Museos Vaticanos, P. Franco Fontana dijo a Vatican News que quieren que sea «una oportunidad para redescubrir la belleza de la vida comunitaria, que es la experiencia de ser una Iglesia, donde todos puedan sentirse bienvenidos y aprender, a su vez, a acoger a los demás».

Publicado originalmente como ACI Prensa. Traducido y adaptado por Nathália Queiroz.